Proyecto de acogida temporal por razones humanitarias en Sevilla

“El encuentro nos abre a otros mundos, acogemos pero también nos sentimos acogidos”

spaceEste martes nos avisó el proyecto Nazaret de  Caritas  que llegaban el miércoles Badr y su hijo Essâm.  A Essâm le trasplantaron un riñón hace unos años y viene cada tres meses a sus revisiones, y se vienen quedando en nuestra casa.space

Acomodar la casa, agrandarla para que donde cabemos 5 quepan 7 es ya un hábito.  Es sorprendente siempre la capacidad de nuestros hijos de ceder sus espacios y reacomodar la casa, porque es una fiesta que vengan Badr o Essâm, o la semana anterior Ingrid de Colombia.space

spain testimonyspace

Adaptar la logística es fácil, integrar en nuestra vida cotidiana a Badr y Essâm es ya casi como cuando llega un familiar o un amigo.  Badr creo que se siente en su casa, nos vamos siguiendo nuestras vidas de vez en vez, compartimos sueños y problemas.  Essâm, que lo mismo juega al futbol con Luis, a los click con Rocío o a la wii con Silvia, creo que disfruta como disfrutan mis hijos.spaceEl jueves al regresar del médico, la buena noticia: Essâm está perfectamente de su análisis.  Nos alegramos con Badr y le vemos crecer de trimestre en trimestre y su sonrisa contagiosa lo llena todo. Como siempre, este encuentro nos saca de nuestra rutina y de nosotros mismos, nos abre a otros mundos y nos hace sentir que acogemos pero también nos sentimos acogidos, damos pero es mucho más lo que recibimos.spaceEl proyecto Mambré acoge a migrantes forzosos y a personas que vienen a España por motivos humanitarios. Este testimonio recoge una de las estancias de una familia marroquí que, desde el 2009, sigue un tratamiento médico en España.

space

ig sp